La villana favorita y los malabares de la simulación


Marcos Tello. 27 de febrero de 2013. La remoción de Elba Esther Gordillo de la dirección del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) es parte de la estrategia de Enrique Peña Nieto y su gobierno para oxigenar al régimen político oligárquico y avanzar hacia el cumplimiento de la agenda neoliberal pactada con el gobierno estadounidense y las multinacionales mexicanas y extranjeras.


Los maestros de México somos sus amigos, lo hemos sido siempre y lo seguiremos siendo…

la reforma educativa… No es la reforma del presidente Peña.

Elba Esther Gordillo, 6 de febrero de 2013

La remoción de Elba Esther Gordillo de la dirección del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) es parte de la estrategia de Enrique Peña Nieto y su gobierno para oxigenar al régimen político oligárquico y avanzar hacia el cumplimiento de la agenda neoliberal pactada con el gobierno estadounidense y las multinacionales mexicanas y extranjeras.

La forma, presentar un asunto político bajo la apariencia de un procedimiento puramente jurídico contra un caso de corrupción, es parte de una maniobra política mayor: atender la crisis de legitimidad del régimen político oligárquico, especialmente aguda desde 1988 y, de paso, dar visos de credibilidad a los discursos “cero corrupción” de Peña Nieto. (1) Se sacrifica a la principal pieza visible de la política educativa de los últimos cuatro gobiernos neoliberales, priístas y panistas, a su porta estandarte, y se renuevan las alianzas con el conjunto de la clase política, los monopolios de la comunicación y las multinacionales interesadas en el despojo de presupuestos educativos y en normar los contenidos y las secuencias del proceso de trabajo escolar en función de las competencias empresariales y la cultura estadounidense, que se corresponde con la derivada del “capitalismo informático”. (2) Digamos que es el primer desenlace de la campaña empresarial orquestada por Televisa de Azcárraga, el Grupo BAL de Bailleres, Carso de Slim y BIMBO de Servitje entre otros, a través de “Mexicanos Primero”, con su documental “De Panzaso”; mala copia del documental estadounidense “Waiting for Superman”, “Esperando a Superman”. (3)

El tema de la legitimidad presidencial y del régimen adquiere un lugar de primera importancia en los planes del grupo político y empresarial que usurpa la presidencia y en las expectativas de los neoliberales de izquierda y de derecha, panistas y perredistas, que los acompañan a través del “Pacto Por México”. Matices menos matices más, todos comparten el proyecto y la agenda neoliberal. Todos esperan que las nuevas reformas no entorpezcan sus negociaciones actuales y la posibilidad de mantener y ampliar sus espacios de poder a través del sistema electoral y las negociaciones bilaterales con gobiernos locales y grandes empresarios. (4) Comprometidos con el régimen oligárquico y su destino, el interés por su estabilidad  es compartido. En particular, la camarilla reinante tiene la percepción de que están en marcha diversos procesos de articulación de un sujeto social o bloque de movimientos, viejos y nuevos, que pueden alterar la evolución positiva de la agenda neoliberal y la estabilidad de su gobierno; de ahí su obsesión por desmantelar, destruir y cooptar todo proceso de resistencia potencialmente desestabilizador. En este terreno, el trato dado al SME, la CNTE, la CRAC-PC, entre otros, es elocuente.

La preparación del escenario para la consumación de la privatización del sector energético, de la aplicación del IVA en alimentos, medicinas y libros, entre otros muchos despojos, es crucial. (5) La reforma laboral, disfrazada de educativa, persigue liquidar la resistencia de los trabajadores de la educación, en particular de los agremiados a la CNTE. Una vez que se ha golpeado al SME, el siguiente objetivo es la Coordinadora y otros procesos de resistencia y autodefensa civil. Necesitan mayores dosis de desorganización del pueblo, de divisiones, de crisis de dirección y representación ética para proseguir con las reformas neoliberales, el despojo y la ocupación del país.

En tal marco, la lección propinada a Elba Esther es un mensaje dentro de la misma “clase política” y de la fracción burguesa oligárquica. Como en los tiempos de Carlos Salinas “el que se mueve no sale en la foto”. Hoy, él que contrarié las determinaciones del grupo reinante que encabeza Peña corre el riesgo de perder la cabeza. Todo dentro del nuevo “Pacto” y de los arreglos en lo “oscurito”, nada por fuera. A pesar de las apariencias, la unidad del bloque oligárquico y de su clase política es muy problemática y difícil de prolongar indefinidamente. La lucha por el botín entre las multinacionales, el predominio del grupo del Estado de México y del Estado de Hidalgo en el gabinete, además del costo político y económico de la ocupación estadounidense, hace muy endebles los equilibrios internos, por ello su apuesta a salidas mayormente represivas se mantiene como una constante.

Las divisiones al seno de la oligarquía y de la camarilla reinante en las actuales condiciones de hartazgo, de crisis social acumulada y de dificultades económicas, pueden, en caso de movilización, de resistencia y desobediencia civil generalizadas, desquiciar al régimen oligárquico y todos sus planes, a pesar de la injerencia estadounidense, del despliegue y la ocupación policiaco-militar y de la violencia que padecemos.

El pecado de Elba Esther fue no retirarse a tiempo e intentar vender su amor, ya devaluado, a un precio que la nueva fracción reinante no estaba dispuesta a pagar. Fracción que estaba ansiosa por encontrar un chivo expiatorio y “explicatorio” como dicen algunos maestros. Tenía confianza de no terminar como está acabando. Ella que fue la principal promotora pública de los cambios laborales y educativos del último periodo, con los que coinciden todos los neoliberales, radicales y moderados, entre los que destaca “Mexicanos Primero”. La Reforma al artículo 3° y 73° de la Constitución son, en realidad, la legalización del Alianza por la Calidad en la Educación (ACE), pactada entre Elba y Calderón en 2008, y de los acuerdos suscritos con Alonso Lujambio en mayo de 2011 sobre evaluación a docentes y el concurso de plazas.

Hasta el 12 de diciembre el SNTE, en voz del Secretario General Juan Díaz de la Torre afirmaba: “Valoramos que dicha iniciativa recoja propuestas que a lo largo del tiempo han formulado los maestros a través de su organización gremial, algunas ya iniciadas y otras en proceso, que con el rango de reforma constitucional que ahora se les otorga, adquiera la dimensión y alcance que se reclama.” Por ello, la dirigencia del sindicato expresó su reconocimiento al presidente Peña Nieto, por destacar la contribución del magisterio al sistema educativo nacional y por respetar los derechos laborales de los docentes.

En tanto, el 17 de diciembre, Lucila Garfias, coordinadora del PANAL en la Cámara de diputados, corroboraba: “No estamos en contra de la reforma, estamos a favor de la reforma con reservas para enriquecer, para fortalecer…”

Sin embargo, para el 19 y 20 de diciembre de 2012, Elba Esther se lanza contra la Reforma; cuestiona en lo particular la inclusión del “término de permanencia” y su posible aplicación retroactiva, que implicaría el despido de los trabajadores que no aprobaran la evaluación. Ya encarrerada “pronosticó el fracaso de la reforma constitucional impulsada por los partidos firmantes del Pacto por México, junto con el presidente Enrique Peña Nieto”. En defensa de los maestros gritó “Aquí estoy, si hay algún delito que cuestionarme, aquí estoy yo” y además esgrimió todos los argumentos de la CNTE sobre la evaluación integral que incluye a las autoridades, tomando en cuenta las particularidades de los evaluados. (6)

Presionó, chantajeó, promovió paros y marchas, además de brigadeos en plazas y con padres de familia para conservar su influencia en los procesos de selección y permanencia de los docentes. Jugó a mantener su presencia hegemónica por encima de la CNTE. Se equivocó. El equipo de Peña y sus soportes empresariales y los organismos supranacionales: la OCDE y el Banco Mundial, no están dispuestos a negociar nada por fuera de sus planes; igual como ha sucedido con el SME. No es negociable el control del proceso de trabajo y de contratación, promoción y remoción del personal. (7)

Ese es el talante con el que hoy se instrumenta el último tramo de las reformas neoliberales que vienen a coronar la entrega del país y el despojo de lo que resta de soberanía, bienes naturales, fuerza de trabajo y derechos sociales. La defenestración de Elba es totalmente política: la corrupción como motivo es una coartada, toda la clase política y empresarial son corruptas y muchos son asesinos, tanto o más que Elba Esther. (8) Han sacrificado a la “villana favorita” para enmascarar su podredumbre y desviar la atención. Esperan aflojar la tensión producida por las movilizaciones que entre “institucionales” y “democráticos” han movilizado en distintos escenarios a un medio millón de trabajadores en las últimas semanas; que decaiga la lucha por sus derechos y la defensa de la educación pública, para priorizar una disputa sindical formal. De esta manera es más fácil separarlos de sus comunidades escolares, de otras organizaciones en resistencia y de la población en general.

Con el golpe dado a Elba Esther se han anotado varios puntos. La presidencia, la síntesis de la putrefacción nacional, el ladrón mayor del que depende la vida del charrismo y de los charros en los sindicatos nacionales, el poder detrás del trono, aparece como el justiciero, el adalid de la batalla contra la corrupción. Además, fortalece su ofensiva contra los sindicatos y toda forma de organización colectiva y ciudadana no burguesa. El programa de Peña Nieto tiene que ver con la precarización de los trabajadores “privilegiados”, con la destrucción de los Contratos Colectivos de cierta relevancia: mineros, electricistas, trabajadores de la educación, automotrices, petroleros, telefonistas y sector salud. Con el sacrificio de la “villana favorita” se resta fuerza a la clase sindical institucional pero no se le desaparece, se le conserva y se le recicla; se le lava la cara en las turbias aguas del régimen. Es una renovación de las huestes del estado mafioso y criminal que le gana puntos entre la burguesía y la masa de intelectuales fanáticos e hipócritas, que llenan el tiempo de programación de los grandes medios. Los villanos y villanas favoritas, Romero Deschamps por ejemplo, son de gran utilidad para manipular a los espíritus simples.

De hecho, la estructura del SNTE queda intocada, los relevos entran en acción en una lógica de escalafón; el Secretario General pasa a la Presidencia, mediante pactos locales y acuerdos con los gobernadores, gobernación y la presidencia. El margen de maniobra de los “neocharros institucionales” depende de sus relaciones con los factores de poder, estatales y nacionales, tienen menos autonomía que nunca. El propio sistema político funciona de forma diferente: el peso de los poderes regionales y estatales creció en el tiempo del presidencialismo panista; en esas aguas, Elba Esther supo sobrevivir y crecer en ese ambiente que sigue presente en muchos sentidos. Sin embargo, hay un cambio muy importante, ahora existe un centro, el presidente priista, aunque debilitado, pero concentrando el principal poder de mando.

Seguramente el gobierno reproducirá el esquema autoritario del SNTE sin dejar de ofertar algún tipo de reforma política interna, de inclusión de las oposiciones, en medio de discursos moralizantes y seudo democráticos, y seudo educativos. Lo que de momento no controlan es la efervescencia entre las bases trabajadoras en contra de la “Reforma Educativa”. Para eso no basta con el arreglo cupular entre charros y gobierno, necesitan desarticular los bastiones de la resistencia.

El equipo de Peña Nieto entiende a la perfección que una lucha puramente sindical es más fácil de controlar y de conducir a la derrota. Especialmente en un escenario donde la coalición gobernante no tiene ninguna disposición a moderar o modificar la aplicación de las reformas neoliberales. En estas condiciones de cero negociación, de cero tolerancia a la resistencia popular independiente, tendencialmente autónoma, la única manera de enfrentarlos con alguna posibilidad de triunfo es asumiendo la politización de la lucha, la articulación de la lucha gremial, local reivindicativa, con la denuncia del carácter ilegitimo y fraudulento del gobierno, con la lucha por el rescate de la nación y la unidad contra el neoliberalismo. Haciéndoles sentir que no las tienen todas consigo y que el fantasma de la rebelión civil es más que un espectro. Algo que dentro de los trabajadores de la educación no tiene nada de raro porque es la expresión natural-histórica del ser maestro en México.

La reforma laboral inscrita por la fuerza en el artículo 3º de la Constitución, donde nada tiene que hacer, persigue, además de fines precarizadores, la instauración completa del despotismo, el control absoluto de los contenidos educativos a través del traslado del concepto de calidad, de uso industrial, el control de calidad de los productos, al terreno escolar y social. Por eso hablamos de calidad educativa y calidad de vida, como si fuéramos productos, cosas, mercancías; por eso hablamos de educación en competencias empresariales que no son propiamente cognitivas, porque en nuestra condición de país neocolonizado, en el marco del “capitalismo informático” no producimos mayor cosa en el campo del conocimiento. Por eso la evaluación propuesta desde el bloque dominante es una evaluación empresarial, que mide cosas, productos aptos para la dominación de las multinacionales, donde el desarrollo de las personas, de sus potencias físicas y reflexivas, desaparece.

Luchar contra la evaluación empresarial contra la cultura burguesa de la calidad que nos reduce a cosas, a objetos y nos impide ser sujetos, está emparentada con el rescate del sentido popular de la cultura nacional y de la nación misma. En México, al igual que en muchos países coloniales y neocolonizados, hablar de Patria es hablar de Humanidad. Decir “Patria vamos a andar” es decir “Humanidad vamos a andar”, es un canto de liberación de emancipación humana porque nosotros no acabaremos de tener Patria hasta poner fin a la ocupación de nuestro país y al capitalismo que la originó. (9)

En consecuencia, la defensa de los derechos laborales de los trabajadores de la educación debe ser asumida como la promoción de un proyecto educativo para la  liberación nacional y humana. En el que la evaluación integral de todos los actores del proceso educativo y escolar parte del reconocimiento de sus necesidades profundas y de sus realidades específicas como comunidades y personas.

La CNTE, por ahora, es el único referente de los trabajador@s de la educación que puede articular la resistencia en el sector y contribuir a la resistencia nacional. Pero para eso debe apostar a su espíritu fundacional, a sus tendencias no estatutarias, a la “espontaneidad” del poder y la democracia de bases, a su verdadero aporte político y cultural de 1979 a la fecha. Es claro que la coyuntura histórica a la que arribó el capitalismo neoliberal y el régimen oligárquico en México, no puede enfrentarse con visos de éxito con respuestas rituales, con lo que la costumbre y las inercias burocráticas nos empujan a realizar cada año. El estallido de la movilización comunitaria y el magisterio de Guerrero, que se encuentra en paro indefinido, más que el resultado de una estrategia, es un síntoma de los tiempos.

Ante la decisión del estado de cerrar toda posibilidad de negociación de las demandas centrales, la lucha mayormente sindical no tiene futuro más que la derrota. Debemos aprovechar que la disputa por los derechos laborales y educativos de los trabajador@s de la CNTE y los de la nación toda, se ha convertido, de una cierta manera, en batalla por los derechos de humanidad, de sobrevivencia, de soberanía nacional, de patria. Si no ubicamos esta realidad, y se repite la consigna de lucha por democracia y más salario o se hace un plan de acción en función del interés más particular sin involucrar al conjunto de luchas del momento en la acción común, no hay futuro. Ya lo vimos en 2008 con las movilizaciones contra la ACE.

Se requiere articular, en primer lugar, la lucha por refundar el SNTE con el rechazo a la Reforma Educativa; en segundo, contextualizar las demandas con el Rescate de la Nación y la Unidad contra el Neoliberalismo; para conectarse con el torrente de resistencias por la renacionalización del sector energético, la defensa del territorio, por la paz, contra el IVA, el monopolio de los medios de comunicación y la solución a conflictos como los del Sindicato Mexicano de Electricistas, las huelgas universitarias, los mineros, el de Mexicana de Aviación, el de San Dionisio del Mar, el de la minera canadiense en Alpuyeca y Cherán, entre muchos otros. Se requiere de acciones enérgicas, de planes de acción sectoriales y generales. Se necesita, sobre todo, romper con las inercias hacia la institucionalización que desfiguran el poder y la democracia de bases y estimulan la formación de una “clase sindical” burocrática y conservadora.

 

Notas:

(1) A raíz del fraude electoral de 1988, el tema de la legitimidad ha estado asociado a la reincidencia del golpismo, el crimen y la ilegalidad. Primero fue el fraude de Salinas, que concluyó en el magnicidio de Colosio que posibilitó el ascenso de Zedillo; luego la modificación a la Constitución para que un hijo de extranjero, Fox, llegará al ejecutivo y, finalmente, los fraudes protagonizados por Calderón y Peña Nieto.

(2) Trejo, Rubén. Despojo capitalista y privatización en México, 1982-2010, Ed. Ítaca, México, 2012. En particular conviene revisar el primer capítulo donde hace una síntesis sobre las características del “capitalismo informático” y las modificaciones de los procesos de trabajo.

(3) Sobre el particular, los siguientes artículos nos parecen recomendables: “De panzazo o cómo trivializar la educación” por Hugo Casanova Cardiel; “Campaña contra los maestros de educación pública” por Manuel Pérez Rocha; “Los copiones educativos” por Luis Hernández Navarro; “Nueva York y el negocio de la educación pública” y “Escuelas semiprivadas, lucrativo nicho de mercado” por David Brooks.

(4) Perredistas y panistas quienes, junto al PRI y el PVEM, signaron el “Pacto por México” que incluye a la actual Reforma Educativa, sueñan con la presidencia, con contratos y participaciones en negocios formales y delincuenciales y con espacios de poder en las administraciones locales y nacionales. La fracción política empresarial, Ebrard-Chuchos, que dirige al PRD, no tiene ninguna simpatía con un probable alzamiento cívico o con un cambio sustancial del sistema electoral y del régimen político oligárquico, porque, como viene pasando en países latinoamericanos y europeos, podrían quedar debilitados o perder toda posibilidad de representar a los opositores al régimen; posturas similares mantienen el PT, el MC, y las periferias y clientelas sociales de todos ellos en sindicatos, movimientos campesinos, indígenas y civiles. Está de más hablar del Verde y del PANAL, cuyas ambiciones y comportamientos son tanto o más grotescos.

(5) El núcleo de la llamada Reforma Fiscal es el incremento al IVA que reduciría en una quinta parte, de golpe y porrazo, la cantidad de alimentos destinados al consumo familiar, afectando de forma severa a más del 60 por ciento de la población; lo cual sería especialmente catastrófico para las personas de la tercera edad y los núcleos de población indígena-campesina, donde la situación de pobreza afecta al 80 por ciento de la población. Qué decir del tema energético, de las bancarrotas inducidas de Luz y Fuerza y ahora de la CFE, de la privatización simulada que entrega actividades de exploración, explotación, refinación, producción química y comercialización relacionadas con el crudo y el gas a las multinacionales, nativas y foráneas. Destaca en particular la reserva de gas shale, la tercera a nivel mundial, localizada el Tamaulipas y que resulta crucial para el plan de autosuficiencia energética de los Estados Unidos. La Administración de Información de Energía (de EU) considera que el gas shale puede incrementar en 40 por ciento el gas técnicamente recuperable del mundo, lo que marcaría un dramático giro estratégico de EU que pasaría de ser importador de petróleo (para depender menos de Medio Oriente) a exportador del gas shale. En el ranking de los 10 primeros países en reservas de gas shale, México ocupa un asombroso tercer lugar mundial, detrás de China y Argentina. (Jalife Ramhe, Alfredo. La jornada. Bajo la lupa, 29-04-2012). Los planificadores de energía en México siguen adelante con una inversión de 8 mil millones de dólares en el sistema de tuberías para gas natural en el país, que tiene una longitud de 5,500 millas. Esas labores se concentran en las ciudades industriales del norte y centro del país. Y en un futuro tienen la intención de abastecer la red de tuberías con gas natural procedente de Estados Unidos, incluidos el sur de Texas y los yacimientos de Eagle Ford Shale. (La voz de Houston: Multimillonaria expansión de gasoducto en México significa ingresos para Texas. 20-08- 2012).

(6) Para ver en detalle las declaraciones mencionadas pueden revisarse en el portal de internet de Excélsior y en la edición escrita las siguientes notas: “Doblan a Elba; el SNTE apoyará la reforma educativa”, Lilian Hernández y Héctor Figueroa, 12/12/2012 07:14; “Panal respalda reforma educativa“, Héctor Figueroa, 17/12/2012 12:54; Chuayffet conversó con Gordillo; acuerdan sostener una reunión”, Notimex, 17/12/2012 18:58; El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación rechazó la reforma educativa que avaló hace unas horas en lo general la Cámara de Diputados”, Lilian Hernández,19/12/2012 22:00. “Truena Elba Esther Gordillo; impugna reforma educativa aprobada SNTE rechaza reforma educativa; atropella los derechos de los maestros, afirma Gordillo”, Lilian Hernández e Ivonne Melgar, 20/12/2012 03:32.

(7) El examen estandarizado es una de las claves para hacer más con menos. De entrada un tercio está reprobado aún sin hacer el examen, así lo establece la OCDE. Unos 400 mil o 500 mil pueden ser despedidos; mientras el resto si no quiere verse en la misma situación habrá de certificarse periódicamente. Pagar cursos para pasar la carrera magisterial como ya lo hace la mayoría de las profesoras y profesores, pero además pagar a las certificadoras de capital privado, nacional y extranjero para que los preparen para el nuevo examen estandarizado.

(8) Los crímenes de Gordillo están extensamente documentados, además de la demanda penal interpuesta por la CNTE ante la Fiscalía Especial para Crímenes del Pasado que desapareció sin pena ni gloria. Están los artículos y libros de; Luis Hernández Navarro, Sentido contrario: vida y milagros de rebeldes contemporáneos, Fundación editorial el perro y la rana, Venezuela 2011, pp. 263-283; de Arturo Cano y Alberto Aguirre, DOÑA PERPETUA. El poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo, Grijalbo. México 2011, pp. 51-57 y 237-262. Y de Ricardo Raphael, LOS SOCIOS DE ELBA ESTHER, Planeta, México, 2011.

(9) “El amor madre, a la patria/ no es el amor ridículo a la tierra / ni a las yerbas que pisan nuestras plantas / Es el odio invencible a quien la oprime / es el rencor eterno a quien la ataca… La patria es dicha, dolor y cielo de todos y no feudo ni capellanía de nadie… Patria es humanidad.” José Martí.

Febrero 28, 2013 ·   editor ·  Comentarios deshabilitados Etiquetas: , ,  · Categorías: Articulos, Magisterio

Articulos Relacionados

Comentarios deshabilitados.